lunes, junio 05, 2006

Contra Apóstatas II


"La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias. Si queremos sembrar alegría en derredor nuestro precisamos que toda familia viva feliz." Teresa de Calcuta

Los que braman contra el Encuentro Mundial de las Familias pertenecen a la generación del condón: se mueven por filias y fobias argumentando con la peor de las simplezas. Si alguien está en contra del uso del condón es rechazado como apestado, aunque haya derramado hasta la última gota de su sangre por los demás. Si alguien está a favor del condón es recibido con algazara y honores de Estado, aunque sea un asesino.

2 Comments:

Blogger naranja_despierta said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:42 p. m.  
Blogger naranja_despierta said...

Me parece increíble que se puedan decir cosas como éstas y quedarse tan tranquilo. Yo nunca consideraría un apestado a alguien que está en contra del condón. Respetaría su decisión. ¿Y tú? ¿me consideras una apestada (uy, mira qué casualidad, se parece mucho esa palabra a la de apóstata) por estar a favor? Creo que sí, si tienes la desfachatez de compararme con Otegui. Por favor.

¿Sabes qué me contaron una vez? A Jesús lo mataron porque molestaba, porque decía verdades como puños y a los poderosos les resultaba incómodo. Ése que se relacionaba con recaudadores de impuestos y prostitutas era un peligro para el régimen establecido. Lo mató el clero (utilizando a Roma como brazo ejecutor) por ser consecuente en sus acciones y en sus palabras.

Sé que no soy nadie para juzgar a nadie pero creo que todo iría mejor si muchos dejaran de hablar de chorradas y se centraran en cosas fundamentales, como en aquello de: "Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo". En lugar de dedicarse a señalar y meter en sacos distintos a unos y a otros.

4:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home