sábado, julio 08, 2006

Clausura de La Feria de las Familias

Aspecto del recinto ferial cuando ya habían acabado todos los actos del Congreso Teológico
Minutos antes, todavía se apostaban grupos a las puertas del Pabellón Congresual esperando a saludar al Sr. Arzobispo que aún permanecía en el interior del edificio de cristal.

"Peregrinillos" esperando a sus padres durante la última conferencia de la tarde (Lectura de las actas del Congreso Teológico-Pastoral).
Costaba despedirse de la que ha sido una de las experiencias más enriquecedoras para la ciudad de Valencia en las últimas décadas.

Una feria multicolor, diversa, inter-racial, familias con muchos hijos, con pocos, sin hijos; Hijos naturales, adoptados, fruto del anterior matrimonio (por viudedad), ... ¿Quién dice que la Iglesia no admite la diversidad?. ¡Al contrario!, la Iglesia es garantía de respeto a todos y cada uno de los miembros de la familia. Hasta siempre Valencia.