viernes, julio 07, 2006

Desde Miami

VALENCIA, España - Los valencianos han montado 50 pantallas gigantes de televisión, 100 bancos de altavoces, un escenario de 2.500 metros cuadrados y han desplegado a 12.000 policías y varios aviones de reconocimiento de la OTAN para recibir el sábado al papa Benedicto XIV.

A sólo un día de la visita, los trabajadores y las autoridades daban el viernes los toques finales a los preparativos de la llegada del Papa y del 1,5 millón de personas que los organizadores creen que se congregarán en la ciudad para verlo.

"Tenemos experiencia en montar cumbres europeas y los campus parties pero la ciudad nunca ha tenido que organizar una cosa tan grande", expresó Rocío Casanova, portavoz del comité organizador de la visita.

El viaje del pontífice tiene lugar al final del Quinto Encuentro Mundial de Familias de la Iglesia católica en Valencia. Para marcarla, las autoridades han cambiado gradualmente los colores a lo largo de los días. Las banderas y carteles amarillos y blancos, los colores del Vaticano, colgaban de casi todos los balcones del centro de la ciudad.

Los puentes y calles del área donde el Papa ofrecerá el domingo una misa han sido decorados con unas 12.000 flores amarillas y blancas.

A su llegada, los peregrinos reciben una mochila que contiene una gorra blanca y amarilla, y una camiseta y un ventilador con esos colores, para protegerse del sol, además de un rosario y un libro de canciones religiosas.

Todo está listo para la llegada del Papa, dijo el portavoz del Palacio de los Obispos en Valencia, que se negó a decir su nombre.

Las autoridades han instalado unos 20.000 bebederos de agua para mantener hidratados a los feligreses ya que las temperaturas suben hasta los 40 grados en esta época del año.

Además, se han instalado cerca de 30 puestos de comida donde se ofrecerán cerca de 200.000 sándwiches en un solo día, a precios populares, según Casanova.

"Estamos hablando de peregrinos, sabes, no turistas de dinero", expresó.

Para las personas mayores, habrá unos 70.000 asientos plegables, equivalentes a la capacidad del estadio de fútbol Santiago Bernabéu del club Real Madrid, según una hoja de publicidad. Agregó que la policía ha colocado unos 80 kilómetros de barreras, equivalentes al largo del Canal de Suez.

Asimismo, habrá tres carpas con 650 doctores y enfermeras por si alguien necesita atención médica.

Los preparativos fueron interrumpidos abruptamente el lunes, cuando un tren subterráneo descarriló y mató a unas 42 personas. Al llegar a la ciudad, Benedicto parará en la estación de subterráneos Jesús, donde sucedió el accidente, para orar.

Durante su visita, el Papa se reunirá con el rey Juan Carlos y la reina Sofía, el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y obispos españoles.