domingo, julio 09, 2006

El francmasón ya tiene la foto que buscaba

A las 18.25 horas en el Palacio Arzobispal iba el indigente mental para reunirse con Benedicto XVI y fue recibido con silbidos y abucheos procedentes del público que se congregaba en algunos balcones aledaños y en uno de los laterales de la plaza. Llegó al Palacio acompañado por su esposa, Sonsoles Espinosa, la instigadora de su no presencia en la misa de mañana. ¡Qué distinto de la mujer de Pilatos!. Con lo que le gusta la Ópera si le hubiesen ofrecido a ella cantar el Padre Nuestro de Jose María Cano, no se lo piensa dos veces.

Cuando el bobo solemne descendió del vehículo oficial en el que se trasladó al Palacio Arzobispal, pudieron escucharse silbidos, abucheos y gritos procedentes del público, delimitada por un perímetro de seguridad, mientras desde otros balcones habilitados por el PSPV para los apóstatas se intentaba contrarrestar esa protesta con aplausos. Eran los hombres de Judas.
Momentos después fue la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la que llegó al Palacio Arzobispal y tuvo el mismo recibimiento mientras arreciaban unos gritos contra el Gobierno y, en particular, contra el presidente.
Los gritos lanzados contra el presidente del Gobierno me consta de buena fuente que se oían en el interior de las dependencias arzobispales cuando ya había comenzado el encuentro entre el Papa y el masón.
Antes de entrevistarse con Benedicto XVI en la sala de visitas del Palacio, Zapatero charló unos instantes con el cardenal secretario de Estado del Vaticano, Angelo Sodano, y con el arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco. No hubo diplomacia vaticana en estos casos. Le dijeron hola y nada más.

1 Comments:

Blogger El pescador said...

Os recomiendo este artículo de Pablo Molina "Santidad, ZP necesita un exorcismo" http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_32329.html

www.eltestamentodelpescador.blogspot.com

11:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home