jueves, julio 27, 2006

Falsos derechos

Existe un mecanismo de creación de derechos que no lo son en realidad . No existe el derecho a la paternidad y a la maternidad, lo que existe es el derecho del niño a tener un padre y una madre. No existe el derecho a la ostentación pública de la orientación sexual y exigir al vecino que lo acepte y no se pronuncie en contra. No existe el derecho a matar 80.000 inocentes al año en España.

La familia formada por un esposo y una esposa, con sus hijos y con la inestimable colaboración de otros familiares es una realidad universal que mejora la sociedad. Las comunidades humanas sin familia estructuradas se resienten en sus posibilidades. Quienes pretendan identificar la familia basada en el matrimonio varón/mujer con un modelo conservador se equivocan profundamente. Porque la ecología humana es la escuela donde se aprende la dignidad personal y las actitudes de amor desde nuestra condición de seres corporales y espirituales. Asistimos en los últimos tiempos a un ataque de políticos apóstatas contra la familia con la excusa de que existen "otros modelos". Pero la "diversidad" que tanto cacarean se pone en entredicho cuando intentan unificarla al matrimonio. ¿Más de lo mismo? ¡Pues vaya diversidad!.

En el fondo de esas maniobras subyace cada vez con más claridad, la pretensión declarada por la asignatura de Educación para la ciudadanía, osea, adoctrinar desde el Estado sobre la sexualidad y la familia. Se quiere poner en jaque el inalienable derecho de los padres a educar a sus hijos, con la mala intención de queprovenga del estado, sin respetar la libertad religiosa. La comunidad educativa en su integridad lo rechaza. Los ataques a la familia llegan a materializarse, incluso, en burlas, obscenidades, y faltas de respeto hacia el Papa B16. La pretendida gubernamentalmente Alianza de Civilizaciones debería empezar por no atacar a la más próxima y mayoritaria: la cristiana.

Expresemos siempre nuestro convencimiento a nuestros amigos y conocidos de que la Familia Sana contribuye a una mejor sociedad. La dedicación de los esposos a la estabilidad matrimonial, el compromiso en la educación de los hijos y la atención a los más necesitados es una de las características de nuestras familias, que se conciben como comunidades de vida y amor. El resto... burdas imitaciones.

1 Comments:

Blogger Paco said...

Creo que tienes una imagen muy pobre de lo que en realidad es una familia ya que tan solo las personas que realmente se quieren pueden formarla, asi que en consecuencia la familia formada por dos hombres y la formada por dos mujeres son tan FAMILIA como la tradicional compuesta por un hombre y una mujer. Y si, pedimos respeto ya que lo unico que queremos es vivir en paz y que nuestros hijos juegen con los hijos de cualquier familia tradicional y tenga una vida tan digna como la que siempre quisimos tener. Espero que la iglesia recapacite sobre lo que predica ya que muchos feligreses estan abandonando filas por los comentarios homofobos que la iglesia echa sobre ellos. Soy homosexual y tengo 22 años soy de Coslada (Madrid), mi pareja es de Xirivella (valencia)y quiero formar junto a él una familia, poder tener una vivienda juntos y tener hijos y poder criarlos es mi mayor afan en la vida. Creo que ahora gracias a este gobierno podemos tener ese derecho que siempre nos negaron.
Yo y mi pareja seremos una familia y estoy seguro de que sera tan FAMILIA como la que la iglesia nos predica, tan correcta y tan respetable como las tradicionales.

Saludos,
Paco

2:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home