martes, julio 11, 2006

Instantáneas de Benedicto XVI

No se conoce en Valencia a nadie, salvo la Virgen de los Desamparados, que tenga la capacidad de convocar a tantas personas en la Plaza de la Basílica como Benedicto XVI. Por algo será.
Las nuevas generaciones estan cerca del Papa. Será porque sienten que quizás han podido ver la luz por la incansable tarea y los denodados esfuerzos de la Iglesia por defender el caracter sagrado de la Vida desde el primer momento de su concepción.
Y las madres desean fervientemente transmitir la fe a los hijos para que un día puedan gozar de los frutos abundantes que el Señor regala a su Iglesia. ¿Acaso un padre no desea lo mejor para sus hijos?. Pues en el corazón de la Iglesia sólo hay entrañas de misericordia.
La familia aporta jóvenes a la sociedad, hace posible el futuro, da paso a la esperanza. Y los jovénes "siguen" con el Papa.
La transmisión de la fe, en el seno de la familia y de padres a hijos. Y la Casa Real dando ejemplo.