martes, julio 11, 2006

Recuerdos del V Encuentro Mundial de las Familias

Esta es una de las imágenes imborrables que han quedado grabadas en las retinas de millones de seres humanos que acompañando a Benedicto XVI en Valencia en el V Encuentro Mundial de las Familias, o siguiendo los actos desde todos los rincones del planeta, participaron el la vigilia de oración del sábado día 8 de Julio de 2006.
Este es el aspecto de la mayoría de los balcones de la ciudad que, natural y espontáneamente quisieron sumarse a la bienvenida a Benedicto XVI. Triunfó el bien, porque la gente es gente de bien

El altar que se alzó entre la Ciudad de las Artes y el Museo de las Ciencias de Valencia, ejemplo de nueva liturgia, de una estética de Nueva Evangelización.
Cuántos y en tantos momentos, se acercaron a refrescarse a las fuentes instaladas por toda la Alameda y la Avenida de Francia. Agua para la sed. Agua para refrescarse por las altísimas temperaturas que hubieron de soportar los peregrinos. Agua para todos. Como debe ser.